ad 728x90

Qué es la Fimosis



A partir del tercer mes de embarazo, el pene se va recubriendo por piel. En el momento del nacimiento esta piel, llamada prepucio, está muy adherida al glande y no suele retraerse espontáneamente en casi ningún recién nacido. Poco a poco, y fundamentalmente debido a las erecciones transitorias que presentan los niños, esa adherencia se va liberando, el prepucio adquiere elasticidad y se retrae a medida que el niño va creciendo.

En ocasiones, el extremo del prepucio es muy estrecho y no se retrae para dejar el glande al descubierto. Cuando esto no

se consigue, ni siquiera con maniobras suaves por parte de un Pediatra o Cirujano Pediátrico, se denomina Fimosis.

PROBLEMAS
Cuando el prepucio es verdaderamente fimótico, muy estrecho en la punta, y no se retrae de ninguna manera, con el tiempo el niño podría presentar algún problema.

• Al tener erecciones y no descubrirse el glande, se distendería mucho la piel y sería doloroso.

• Cuando el niño orina lo hace dentro del prepucio casi cerrado, que se distiende como un globito antes que la presión del chorro miccional venza la resistencia y salga al exterior. Ello ocasiona, por un lado, que gotas de orina se queden retenidas dentro de la piel, se descompongan en amoníaco, irritan el glande y surco balanoprepucial (donde la piel se adhiere al cuerpo del pene y no se retrae), pudiéndose sobreinfectar, cuadro denominado balano-postitis.

Lo anterior podría con los años y por la presión aumentada del chorro para salir, un retroceso de la orina hacía

la vejiga y provocar daños a niveles de ésta, los uréteres e incluso los riñones.

[post_ad]



FALSAS FIMOSIS
• Adherencias balano-prepuciales

Situación fisiológica en la cual la piel está falsamente adherida a la mucosa del glande, con presencia en muchas ocasiones de una secreción blanquecina no infecciosa, denominada esmegma.


• Estenosis del anillo prepucial.

Variante de la normalidad en la que el prepucio no es estrecho en la punta, pero presenta a nivel del surco balano-prepucial

un anillo de fibrosis que hace dificultoso o doloroso retraeñp deñ todo.


TRATAMIENTO

• Adherencias balano-prepuciales

Medidas higiénicas de retracciones suaves en el baño, con agua jabonosa calentita y esponja blanda, liberando milímetro a milímetro día a día. Eliminando con delicadas frotaciones el esmegma que fuera exteriorizándose. Sin forzar para que no le duela al niño, no le provoque rechazo y, sobre todo, no se le ocasionen desgarritos.

• Estenosis del anillo prepucial

A partir de los 3 años de edad su pediatra le prescribirá una crema de corticoides para usarla tópicamente. Eso le va dando elasticidad, con lo que la piel se va retrayendo cada vez más. Hay que usarlo con persistencia una o dos veces todos los días, y al menos durante dos meses o hasta que se consiga. Ello, adecuadamente realizado, consigue unos resultados resolutivos cercanos al 100%.

• Fimosis verdadera

Solo el tratamiento quirúrgico, adecuadamente realizado por un cirujano pediátrico con experiencia, consigue la resolución de esta patología. Se le reseca una porción de piel estrecha y sobrante, y se sutura dejando el prepucio como “el cuello de cisne” de un jersey. Así cubriría al glande en su casi totalidad retrayéndose para orinar y realizar la higiene.


Autor: Raimundo Beltra Pico
Revista Canaria de Salud.
Qué es la Fimosis thumbnail Reviewed by Elvis Santana on 1/28/2015 Rating: 5
All Rights Reserved by Aprender Todo © 2014 - 2015
Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.